Por Arturo Castellanos Canales

 

 

 

 

 

 

“Un sondeo dice que el 33% de las jóvenes italianas sí se acostaría conmigo. El resto de las chicas contesta: ¿Otra vez?”. Silvio Berlusconi

Pícaro, misógino, irreverente, ingenioso, mujeriego, magnate, ególatra, querido y polémico. ¿Cómo pasará el Primer Ministro italiano, Silvio Berlusconi, a la historia? Lo que les puedo garantizar es que desapercibido no pasará. Tras 17 años desde su elección como Primer Ministro y con 75 años de vida, la dimisión de Il Cavaliere, como lo apodan, marca el fin de una era en Italia.

Pero, ¿quién es Silvio Berlusconi y cómo llegó al lugar en el que se halla?

Nacido en el seno de una familia de clase media, Berlusconi supo hacer fortuna a través de la diversificación de negocios, los cuales casi siempre le rindieron frutos, de tal manera que a comienzos de los años noventa controlaba las tres principales cadenas de la televisión italiana, el grupo editorial Mondadori, varios periódicos y revistas, así como estudios y salas de cine, la mayor cadena de tiendas departamentales de Italia e incluso un club de fútbol, el AC Milán.

Apoyado en su imperio empresarial y en su control sobre los medios de comunicación, formó un partido propio con una ideología liberal al que llamó Forza Italia, con el cual obtuvo la victoria en las elecciones de 1994, logrando así convertirse en Primer Ministro. Dos años más tarde, Berlusconi perdería la elección y cedería el poder a la oposición, el cual recuperaría hasta el año 2001.

Pero esa es la parte “aburrida” de la historia de Berlusconi. Il Cavaliere es mucho más que política y dinero. La vida del Primer Ministro italiano se asemeja más a la de un rock star que a la de un mandatario. Glamour, líos de faldas, procesos penales, portadas de revista, dos divorcio y frases célebres son las notas distintivas de su vida. Echémonos un clavado en algunos de sus momentos más polémicos y disfrutémoslos.

  1. I.                    La Fiesta en Cerdeña

Cómo olvidar aquellas fotos del Cavaliere disfrutando de la buena vida, acompañado de mujeres desnudas en su espléndida mansión de Cerdeña en 2009. Dichas fotos, las cuales fueron vedadas en Italia, fueron la causa de su segundo divorcio. “Pero, ¿cuándo se ha visto que alguien se bañe con chaqueta y corbata?”, argumentó Berlusconi intentando justificarse tras la publicación de las imágenes. Como les digo, este sujeto es un fuera de serie.

  1. II.                  Ataque con Il Duomo de Milán

Despreocupado caminaba por su ciudad natal Milán en diciembre de 2009 cuando, de pronto, un enfermo mental, armado con una réplica de la catedral milanesa de Il Duomo, lo golpeó en el rostro provocándole una fractura del tabique nasal.

  1. III.                Las Frases de Silvio

No me atrevería jamás a escribir una columna sobre Berlusconi sin dedicarle unos renglones a sus frases más celebres. Si en México nos burlamos de las ocurrencias del ex Presidente Fox, en Italia Vicente se quedaría corto. Saquen pluma y reciban la doctrina del Cavaliere.

  1. “La oposición dice que me vaya a mi casa: ¿A cuál?, tengo veinte.”
  2. “El otro día me hice un análisis y he dado lo normal para un hombre de mi edad: 90% de Viagra en la sangre.”
  3. “La izquierda no tiene gusto, ni siquiera cuando se trata de mujeres. Nuestras candidatas son más hermosas. En el Parlamento, no hay comparación.”
  4. “Guapo, joven y bronceado también.” (En alusión al Presidente de E.U.A., Barack Obama)

Con su desfachatez y gracia, Silvio Berlusconi le demuestra al mundo entero que hacer política es una cosa pero hacerla en Italia es algo totalmente distinto.

 ¡Ciao Silvio, ciao Cavaliere!